Sismo sacude nuevamente a Japón

La emergencia no genero advertencia de tsunami en el país asiático.

Un sismo con una magnitud preliminar de 6,3 sacudió el jueves el este de Japón, reportó el Servicio Geológico de Estados Unidos.
La Agencia de Meteorología de Japón dijo que no fue emitida advertencia de tsunami.  El epicentro del movimiento telúrico, que estremeció a edificios en Tokio, estuvo en la prefectura de Chiba, cerca de la costa oriental de la capital, agregó la agencia.


Radiación al mar de Fukushima fue 20.000 veces mayor el límite legal

Sustancias radiactivas 20.000 veces por encima del límite legal anual se filtraron al mar desde la averiada planta nuclear de Fukushima entre el 1 y el 6 de abril, informó  la empresa operadora, TEPCO. Según datos de TEPCO recogidos por la agencia local Kyodo, en esos seis días se escaparon al mar cerca de 520 toneladas de agua con elevada radiactividad procedente del reactor 2 de la planta, seriamente dañada por el tsunami del 11 de marzo.

La filtración fue detectada el 2 de abril y contenida el día 6 de ese mismo mes, aunque para entonces ya se habían filtrado al Océano Pacífico cerca de 5.000 terabecquerels de sustancias radiactivas, lo que supone 20.000 veces más que el máximo anual permitido a la central.

La cantidad está sin embargo muy por debajo del nivel de radiactividad emitida a la atmósfera desde la central, que la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón calcula en entre 370.000 y 630.000 terabecquerels desde el comienzo de la crisis. Además del agua que se filtró, a principios de este mes TEPCO vertió deliberadamente al mar cerca de 11.500 toneladas de agua con radiactividad relativamente baja (cien veces superior al límite) para dejar espacio en varios depósitos a fin de almacenar en ellos líquido mucho más contaminado.

La radiactividad ha llevado al Gobierno a evacuar un radio de 20 kilómetros en torno a la maltrecha central.  Además, ha recomendado a aquellos a entre 20 y 30 kilómetros que permanezcan resguardados o dejen el lugar, y antes de un mes ampliará las áreas de evacuación a otras cinco localidades situadas a hasta 40 kilómetros en las que se ha detectado alta radiactividad. Para tratar de impedir que la radiactividad se extienda en el mar, TEPCO instaló hace doce días una barrera con placas de acero y una malla de material sintético en el litoral, lo que ha logrado disminuir la concentración de yodo radiactivo en la zona, según la cadena NHK.

Ayer, miércoles, el Gobierno prohibió la distribución de un tipo de pescado similar a la anguila de mar en Fukushima al haberse detectado un nivel de cesio de 14.400 becquerels por kilo, muy por encima del límite legal de 500 becquerels, en una muestra capturada en aguas de la ciudad de Iwaki, en el sur de esa provincia.

El radio de evacuación de 20 Km. instaurado alrededor de la central nuclear accidentada de Fukushima será zona prohibida para evitar el regreso de personas evacuadas, anunció este jueves el primer ministro japonés Naoto Kan.

El primer ministro hizo el anuncio durante una visita a la región de esta ciudad dañada el 11 de marzo por un sismo de magnitud 9 y un tsunami gigante que causaron la muerte o desaparición de unas 28.000 personas.

Unos 80.000 habitantes fueron evacuados de este radio de 20 Km. La prohibición, que debería hacerse efectiva la noche del jueves al viernes, busca permitir un control estricto de la zona.

En la inspección de millares de casas, la policía descubrió que más de 60 familias seguían viviendo allí a pesar de los peligros inherentes a las radiaciones.

“Hemos pedido a los residentes que no entren en esta zona en la medida en que existe un riesgo enorme para su seguridad”,subrayó Yukio Edano, portavoz gubernamental, en conferencia de prensa.

“Hoy hemos decidido clasificarla ‘zona en estado de emergencia’ en virtud de la ley sobre catástrofes”, precisó.

Cada familia refugiada fuera de este perímetro tendrá derecho, en las próximas semanas a mandar a uno de sus miembros a recuperar, durante solo dos horas, bienes abandonados en su antiguo domicilio.

Deberá ponerse vestimentas de protección y llevar un dosímetro individual para medir la radiactividad.

“Es totalmente inaceptable que el Gobierno imponga una zona de prohibición. Aunque podamos ir momentáneamente, en una hora o dos no podremos hacer nada. El techo de mi casa ha desaparecido seguramente y no podré repararlo”, lamentó ante las cámaras de la cadena NHK un hombre evacuado de Narahamachi, cerca de la central.

Las familias que tengan la vivienda a menos de 3 Km. de la central no podrán efectuar esa visita puntual muy restringida.

El operador de la central, el grupo Tokyo Electric Power (Tepco), estima necesarios alrededor de tres meses más para empezar a reducir la radiactividad y de seis a nueve meses para enfriar los reactores..

About Italamia, Tálsavek