EE.UU.: después de los tornados, llegan las tormentas eléctricas

Violentas tormentas eléctricas sacudieron el centro occidente de Estados Unidos, dejando al menos nueve muertos en tres estados. Hubo varios tornados en Oklahoma, fuertes vientos en la zona rural de Kansas, y una estación de bomberos destruida en Arkansas.

El tornado dañó un hospital y cientos de casa y negocios - AP

Las tormentas llegaron como habían sido previstas, apenas dos días después del tornado masivo que destruyó el pueblo de Joplin, en el suroeste de Misurí, dejando 122 muertos. Luego de matar a dos personas en Kansas y cinco en Oklahoma, continuaron su avance al este en Arkansas antes de diluirse.

Al menos dos personas murieron cuando las tormentas azotaron Arkansas, afirmó el vocero de emergencia del estado Tommy Jackson. Una persona murió luego de que el tornado destrozara la pequeña comunidad de Denning poco después de media noche el miércoles y otra persona murió en una zona llamada Bethlehem.

Justo a las afueras de Denning, Eugene Post, dueño de una bodega escuchó el tornado desde su pórtico. Vio las luces titilar, mientras las tormentas le quitaban la energía eléctrica a la comunidad.

Horas antes, varios tornados azotaron la ciudad de Oklahoma y sus suburbios, causando la muerte a por lo menos cinco personas y unos 60 heridos, entre ellos tres niños que están en estado grave, aseguraron las autoridades.

Cherokee Ballard, vocera del servicio médico forense del estado, afirmó que cuatro personas murieron al oeste de la ciudad de Oklahoma en el condado Canadian, donde un sitio de vigilancia climática en El Reno registró cientos de 243 kilómetros por hora. La portavoz aún no tenía detalles respecto de dichas muertes.

En Chikasha, 40 kilómetros al suroeste de la ciudad de Oklahoma, una mujer de 26 años murió cuando un tornado azotó un parque de casas móviles donde se les había pedido a los residentes evacuar, declaró Elip Moore, subjefe de policía. Moore agregó que más de una decena de personas estaban heridas y que cientos habían sido desplazados porque sus casas fueron despedazadas.

En Kansas, la policía afirmó que dos personas murieron cuando fuertes vientos derribaron un árbol sobre su camioneta alrededor de las 6 de la tarde cerca del pequeño pueblo de St. John, a unos 160 kilómetros al oeste de Wichita. La autopista fue cerrada debido a daños que dejó la tormenta.

Otros fenómenos climáticos ocurrieron luego de caer la noche mientras las tormentas continúan hacia el oriente del país, aunque ninguno con el poder de las tormentas durante el día. El camino que han seguido estos fenómenos incluyen Joplin, un pueblo en Misurí, que sigue siendo limpiado luego de que fuera azotado el domingo por el octavo tornado que ha dejado más muertes según el registro de la nación que data de 1840.

“Desafortunadamente, estos eventos muy probablemente continuarán por un tiempo”, dijo la gobernadora de Oklahoma Mary Fallin. “Le estoy pidiendo a toda la gente de Oklahoma que permanezca al pendiente del clima y que tome las precauciones pertinentes para mantenerse fuera de peligro”.

El Centro de Predicción de Tormentas ha advertido desde el fin de semana que fuertes y largos tornados podrían azotar Oklahoma y zonas aledañas de Kansas y Texas..

About Italamia, Tálsavek