África se partiría en dos, según científicos

Partirse en dos parece fácil, en especial si su merced se encuentra en África Oriental. Ese será el destino del llamado continente negro, en donde una falla al norte de Etiopía presagia lo peor. O lo mejor.

El rompimiento hará que surja un nuevo océano, como el Mar Rojo o el Golfo de Adén, revelaron científicos en el journal Nature Geoscience.

El rompimiento hará que surja un nuevo océano, como el Mar Rojo o el Golfo de Adén, revelaron científicos en el journal Nature Geoscience.

En aquella región, la corteza se ha adelgazado de manera dramática permitiendo que flujos de magma ascendidos desde las profundidades de la Tierra erupcionen sobre la superficie.

La corteza terrestre es la capa externa, con un grosor de unos 35 kilómetros en los continentes y cerca de 10 debajo de los océanos. “Estamos comenzando a entender algunos de los procesos que llevan de la corteza continental a una oceánica”, dijo James Hammond, uno de los científicos, sismólogo de la Universidad de Bristol en Inglaterra.

La superficie del planeta está quebrada en más de una docena de grandes placas tectónicas, que se mueven, colisionan y originan fenómenos geológicos como temblores y volcanes. Las placas son conducidas por el magma que surge del interior, luego se solidifica para formar corteza oceánica fresca. La corteza más vieja y ligera forma los continentes.

En África Oriental, la corteza continental está perdiendo la batalla de su existencia. Empujada por fuerzas tectónicas de ambos lados, está destinada a separarse para crear un nuevo océano. Para los geólogos, esa región de África muestra con crudeza las placas tectónicas.

“Etiopía es un buen laboratorio natural porque dado que vemos todas esas cosas mientras suceden”, expresó Ian Bastow, de aquella universidad y coautor del paper científico.

Bastow y Derek Keir, un geólogo de la Universidad de Southampton reanalizaron datos de los 70, recogieron otros y vieron cómo las vibraciones resultantes viajaban a través del suelo. La velocidad de esas ondas permite determinar el grosor de la corteza.

De un interés particular resultó la región más septentrional de Etiopía, en donde la corteza es tan delgada que mucha parte del piso se encuentra debajo del nivel del mar. Allí los temblores estremecen el suelo constantemente y los volcanes riegan lava sobre el paisaje caliente y aplanado.

Los nuevos análisis revelaron que la lava erupciona dado el reciente estiramiento de la placa. “Este adelgazamiento abrupto es lo que está provocando el derretimiento”, explicó Bastow.

El trabajo realizado explica no sólo porqué el norte de Etiopía luce como se ve, sino que eso puede haberse presentado en otros lugares donde los continentes se han separado. El Océano Atlántico, por ejemplo, comenzó a formarse hace 200 millones de años cuando Europa y Norteamérica se separaron.

La erupción del volcán Erta en Etiopía en noviembre pasado es la muestra más reciente de las fuerzas que están provocando la partición de África Oriental.

.

About Italamia, Tálsavek