¡¡Roma está en PÁNICO!!

Negocios cerraron puertas, pobladores abandonaron sus casas y faltaron al trabajo, ante las advertencias que se han hecho por las predicciones actuales de Roma.

Los negocios cerraron sus puertas y la gente abandonó sus casas, por temor a que se cumpla la profecía que anunciaba que el 11 de mayo un terremoto iba a destruir la capital de Italia.

Por el pánico, dos de cada 10 personas faltaron al trabajo, por temor a que ocurra lo que predijo el astrónomo italiano Raffaele Bendandi, quien falleció en 1979.

La “alerta” empezó a difundirse por Internet y, aunque las autoridades intentaron por todos los medios que la gente no entre en pánico, muchos buscaron refugio en una zona rural, numerosas tiendas cerraron (se leía carteles que decían “Cerrado por inventario”, “Cerrado por asunto familiar”, “Cerrado por enfermedad”), y el 20% de los empleados públicos no laboró.

.

About Italamia, Tálsavek